log in

Historias del ayer

Historia del ayer

Índice del artículo

sirena 4Me quedo un rato más aguantando sin encender el cigarrillo, pero al final, por no dejar al gato solo, lo hago, el ruido del mechero hace que me mire, si lo he encendido lo sé, y que vosotros los gatos aunque lo niegues, no fumáis, por lo menos en este planeta.

Me deja por inútil y sigue tumbado volviendo su mirada al cielo, y yo hago lo mismo, pero ya no quiero pensar de nuevo, en esos 43 años luz... mis pensamientos van al ser humano, a los políticos, pero, me canso y él también ya que me ha dejado, ya no está se ha ido como un felino. Yo hago lo mismo, apago el cigarro y me voy a ver un poco la televisión, pero, no sé que ví ya que me he levantado con el ruido de la mismas noticias que ayer y en el mismo sofá.

Después de ver el robo del partido de fútbol, entre España y no sé, creo que un coreano, (perdón pero no entiendo); me poco a pensar un poco más, no, no os asustéis no va de planetas, pero algo parecido...

Como un señor vestido de negro, que es linier, así se dice en el argot futbolístico, puede hacer lo que ha hecho con España, y creo que ayer con Italia otro parecido; me da que pensar en lo pobre que es el ser humano, por unas (ya iba a poner pesetas, perdón) unos euros, puede caer tan bajo, como está tan corrupto el fútbol, claro, como solo veo la corrupción de los políticos y no me gusta el fútbol, pues veo que está en todos los sitios.

En fin, después me he ido a comprar un poco, unos tomates para hacer una ensalada, si de esas que vi en la televisión el otro día que está lavada con agua contaminada, y le han echado de todas las clases de pesticidas, si, lo sé, pero... que le voy hacer, las lavaré con un buen detergente.

En resumen, aquí estoy de nuevo, después de tomarme un café y por supuesto, el último cigarro, he salido a la terraza, la misma, pero, no son las once de la noche sino las cinco de la tarde, no está mi amigo el gato, sin gente en la piscina, unos cinco o seis tumbados en el césped, pero, aunque no voy a contar los 43 años luz, si me viene a la mente lo mismo, para que contar años para ir a otro planeta si la gente se tumba en la hierba para ponerse moreno o van a la playa un mes para lo mismo.

Comienzo a pensar, para qué, para que estamos aquí, por ejemplo el señor que veo desde mi terraza, tumbado de espaldas, pasan los minutos y sigue, así pasará por lo menos unos 30 más hasta que no pueda más y sé de la vuelta.

Para que estamos aquí, a qué venimos, a contar minutos horas días, años, décadas, y... para que, desde que nacemos estamos condenados a morir, nuestra meta es la muerte, no esperamos más que eso, podemos estar, días enteros en la playa, para qué, podemos comer como yo, en casa una ensalada, o ir al mejor restaurante del mundo (no al de al lado de mi terraza), y qué que más da, podemos tener todo el dinero del mundo, para que, si a todos nos espera la muerte, (no penséis que estoy mal, ni mucho menos, solo son reflexiones, amo la vida, que conste... ).

Pues, esa es la cosas que me han pasado por la mente esta tarde, (voy a dejar de fumar, Dios, no, que será de mí, sí lo hago, jajajaja).
Bueno, pues, después de todo esto, aquí estoy (será que sí me gusta el fútbol, y lo estoy pagando con estas palabras, será el subconsciente, jajajaja).

 

Log in or create an account