log in

Fotografías 365 días

tarde de café

Valora este artículo
(0 votos)

Me gusta el café. La verdad, no sé cuando me empezó a gustar. Creo que es una de esos productos que empiezas a probar porque todos los mayores que tú lo toman y piensas que si todos lo toman estará delicioso, lo pruebas y al principio te desagrada, es algo amargo…argg pero lo sigues tomando, porque además, forma parte de un acto social. Cada vez te va gustando más y entonces te das cuenta de que sí, de que realmente es estimulante y que te hace sentir bien y comienzas a saborearlo, a apreciar todos sus matices, su aroma…y acaba siendo un momento muy placentero. Al fin y al cabo el café, es una bebida que proporciona placer y pocas calorías.

Hemos oído multitud de veces que el café no es bueno por la cantidad de cafeína que contiene. La cantidad de cafeína (efecto estimulante) que se puede encontrar en un café también es variable y depende del origen del grano (ya sea café arábica o robusta, este último de peor calidad) y de su preparación.

El café arábica, ronda niveles de cafeína del 1% al 1,5% e incluso inferiores, lo cual supone una diferencia sustancial con el café robusta, con niveles del 3%. Se recomienda un consumo moderado de la cafeína no superior a 300-400 mg/día. Un café corto en general aporta de 17 a 60 mg de cafeína. El consumo responsable del café dependerá de nosotros mismos.

Más en esta categoría: « Paseando por... 1, enero

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Log in or create an account